Desinfecciones Integrales de virus, bacterias, hongos y esporas

Desinfección y limpieza.
virus2 - Desinfecciones Integrales de virus, bacterias, hongos y esporasLa limpieza elimina gérmenes, suciedad e impurezas mientras que la desinfección mata los gérmenes en esas superficies y objetos. Por ello, es muy importante que haya una buena limpieza antes de proceder a la desinfección. Productos utilizados con propiedades y acciones virucidas, bactericidas, fungicidas y esporicidas.

Productos de élite, ecológicos y efectivos, certificados para la desinfección de superficies utensilios, equipos y materiales. Producto 100% biodegradable. Acción rápida y eficaz que evita la supervivencia y difusión de microorganismos altamente resistentes.

Su uso continuado no ocasiona la aparición de fenómenos de resistencia microbiana. Eficaz incluso a bajas temperaturas. Producto no corrosivo, respetuoso con los materiales. No afecta a los tejidos. Presenta nula toxicidad para personas, animales y medio ambiente.

Normas Europeas: UNE-EN14476

Los compuestos se fijan a la superficie de los microorganismos, ejerciendo su actividad biocida, inhibiendo las funciones de la pared celular y de la membrana citoplasmática o por interacción física con la membrana celular. Recomendable para desinfección de zonas de elevado tránsito tanto en empresas como comunidades de vecinos en cualquier tipo de superficie.

Desinfecciones mediante ozono.
El ozono, gracias a su poderosa capacidad de oxidación, destruye rápida y eficientemente los microorganismos (virus, bacterias, hongos y mohos) que permanecen en todo tipo de superficies, fluidos o flotan en el aire.

VIRUS: el ozono oxida la cubierta de lípidos del virus y lo destruye. Por lo tanto, su estructura se modifica evitando la unión a su receptor.

BACTERIAS: el ozono los ataca por oxidación o destrucción directa de la pared celular con la salida de sus componentes celulares. Las bacterias mueren por la pérdida del citoplasma que sustenta la vida. Dado que actúa instantáneamente, el ozono no permite el desarrollo de cepas patógenas resistentes, un problema creciente para la industria de alimentos frescos.

limpieza-ozono HONGOS y MOHOS: el ozono los elimina a través de su acción oxidante porque causa daño celular irreversible. Se necesitan pequeñas concentraciones de ozono para obtener superficies libres de hongos, sin embargo, se necesitan concentraciones más altas para destruir las colonias existentes. La actividad fungicida del ozono aumenta con el aumento de la humedad relativa.

ESPORAS: El ozono en concentraciones ligeramente más altas que las utilizadas para el resto de las bacterias es capaz de poner fin a la resistencia de las esporas. Las esporas están cubiertas y crean algunas bacterias y hongos a su alrededor cuando las condiciones ambientales son adversas, por lo que permanecen inactivas hasta que las condiciones son favorables, recuperando su metabolismo y actividad.

Todos los desinfectantes necesitan un tiempo de contacto con el microorganismo para eliminarlo, específicamente la ozonización es el proceso más rápido y efectivo conocido.