Para conservar los libros sin polvo

Los libros que se guardan en estanterías abiertas se llenan de polvo y suciedad. Quitar el polvo con una brocha y frotar con un paño humedecido en alcohol.